El Seguro de Protección Familiar es una herramienta fundamental para salvaguardar el futuro de tus hijos y asegurar la continuidad de sus estudios en caso de situaciones adversas. Este tipo de seguro ofrece una cobertura integral que va más allá de los momentos difíciles, brindando protección económica y asistencia en diversas circunstancias. Algunas de las coberturas comunes incluyen la gestión y gastos de sepelio, traslado nacional e internacional, reembolso de gastos de custodia, gestión del duelo, entre otros servicios adicionales. Además, el Seguro de Protección Familiar puede cubrir enfermedades graves, fallecimiento, e incapacidad permanente absoluta, proporcionando un respaldo financiero crucial para garantizar la educación y el bienestar de tus hijos en caso de que algo inesperado ocurra. Estos seguros suelen ofrecer la posibilidad de obtener un capital adicional en situaciones específicas, como enfermedades graves, cáncer, fallecimiento, o incapacidad permanente absoluta, asegurando así la estabilidad económica necesaria para afrontar los gastos educativos y otros compromisos financieros importantes. En resumen, el Seguro de Protección Familiar es una herramienta esencial para planificar y asegurar el futuro de tus hijos, garantizando que su educación y bienestar estén protegidos en todo momento, incluso en circunstancias imprevistas.

¿Cuáles son los seguros de protección familiar más recomendados para cubrir los estudios de los hijos?

Los seguros de protección familiar más recomendados para cubrir los estudios de los hijos son:

Plan de Protección de Estudios:

Este seguro incluye coberturas que garantizan cubrir los estudios de los hijos en caso de fallecimiento o incapacidad permanente absoluta de uno de los progenitores. Proporciona un respaldo financiero crucial para asegurar la educación y el bienestar de los hijos ante situaciones adversas.

Seguro de Vida con cobertura de Incapacidad Permanente Absoluta: Algunos seguros de vida ofrecen una prestación periódica durante cinco años para ayudar económicamente a la familia en caso de fallecimiento o incapacidad permanente absoluta de uno de los asegurados. Esto garantiza que los hijos puedan continuar con sus estudios sin interrupciones.

Seguro de Decesos Familiar: Aunque no cubre directamente los gastos de educación, un seguro de decesos familiar puede ser de gran ayuda para cubrir los gastos del servicio fúnebre, los traslados o los procesos legales y administrativos en caso de fallecimiento de uno de los progenitores. Esto libera recursos económicos que pueden destinarse a la educación de los hijos.

En resumen, los seguros de protección familiar más recomendados para cubrir los estudios de los hijos son aquellos que ofrecen coberturas específicas en caso de fallecimiento o incapacidad permanente absoluta de uno de los progenitores, como el Plan de Protección de Estudios y los seguros de vida con cobertura de Incapacidad Permanente Absoluta. Adicionalmente, un seguro de decesos familiar puede aliviar la carga económica en situaciones de fallecimiento

¿Qué incluye el Plan de Protección de Estudios?

El Plan de Protección de Estudios incluye una serie de coberturas diseñadas para garantizar la continuidad de los estudios de los hijos en caso de situaciones adversas, como el fallecimiento o la incapacidad permanente absoluta de uno de los progenitores. Algunas de las coberturas comunes que suelen estar incluidas en este tipo de seguro son:

Cobertura de Educación: Garantiza que los hijos puedan finalizar sus estudios sin preocupaciones económicas, recibiendo una pensión anual hasta cierta edad, como los 23 años, para cubrir los gastos educativos.

Gestión y Gastos de Sepelio: En caso de fallecimiento de uno de los progenitores, el seguro puede cubrir los gastos y trámites necesarios para el servicio fúnebre, asegurando que la familia reciba el apoyo necesario en momentos difíciles.

Traslado Nacional e Internacional: Ofrece la posibilidad de trasladar al asegurado fallecido nacional e internacionalmente, incluyendo la libre elección del lugar de inhumación en el Estado español.

Reembolso de Gastos de Custodia o Acompañamiento: Cubre los gastos relacionados con la custodia o acompañamiento de hijos menores de edad o personas dependientes aseguradas.

Gestión del Duelo: Proporciona un servicio telefónico gratuito de gestión del duelo en caso de fallecimiento, con la disponibilidad de un equipo de psicólogos para sesiones programadas.

En resumen, el Plan de Protección de Estudios suele incluir coberturas específicas para garantizar la educación de los hijos en caso de eventos adversos, como fallecimiento o incapacidad permanente absoluta de los progenitores, asegurando así la estabilidad económica necesaria para el futuro educativo de los hijos

¿Cuáles son las primas típicas para este tipo de seguro?

Las primas típicas para un seguro de protección familiar varían según la modalidad y las coberturas contratadas. Algunas de las modalidades más comunes son:

Prima única

La prima de seguro para la garantía de «Prestación de Servicio» en esta modalidad se basa en un seguro de decesos de cobertura vitalicia con un único pago de prima, revalorizable anualmente en el importe de las prestaciones.

Prima nivelada

La prima de seguro para las garantías de «Prestación de Servicio», «Prestación Complementaria o Reguladora» y «Prestación para gastos excepcionales de sepelio» en esta modalidad se basa en un seguro de decesos con pago de primas vitalicias, revalorizable anualmente, tanto en las primas como en el importe de las prestaciones.

Prima anual renovable

Los asegurados con edad comprendida entre 0 y 70 años pagan una prima que se renueva cada año, de acuerdo a la edad del asegurado en ese momento.

La primera prima anual se calcula en función del capital contratado y de la edad del asegurado.

Las sucesivas primas anuales se calculan en base al capital revalorizado en el porcentaje indicado en las condiciones particulares, aplicando la tasa que corresponda a la edad del asegurado.

En resumen, las primas típicas varían según la edad del asegurado, el capital contratado, la modalidad de pago y las coberturas incluidas en el seguro de protección familiar.